Entre lo que decimos y lo que callamos hay una gran distancia. Decimos lo que pensamos casi con total libertad en espacios cotidianos, y no necesariamente íntimos. Pero la posibilidad de decir lo que se quiere, en el momento en que se quiere no siempre existe; y más en espacios como la cárcel  La Modelo de Bogotá.
Me gustas cuando callas es una propuesta sobre mensajes secretos, sobre la posibilidad de hablar sin producir sonido y liberar de La Modelo, lo que es mejor callarse de todo lo que los presos piensan allí. Esos mensajes que no se pueden decir a viva voz. A lo mejor, un fragmento de esos  pensamientos que ni siquiera son susurrados.

El proyecto se planteó como un laboratorio de creación junto a reclusos de la cárcel La Modelo, En los que a través de la poesía, el dibujo y la fotografía se generó un intercambio, para construir desde la investigación plástica, una serie de retratos basados en la técnica que desarrolló Gjon Milia junto a Picasso conocida como “light painting”; técnica que daría como resultado la serie exhibida en el MoMA en 1950 llamada “Dibujos de luz”.

Esta técnica consiste en dejar el obturador de una cámara análoga abierto, más o menos cinco minutos, en un espacio oscuro y, simultáneamente, hacer que una persona delante de la cámara dibuje con una linterna en el espacio. De esta acción queda como resultado una foto, que captura
el movimiento que se hizo con la luz de la linterna. La acción del “dibujante-escritor” queda recogida en la foto.
Es asi como junto a los reclusos de La Modelo, se crearon mensajes que solo pueden ser vistos cuando la foto ya esté tomada y revelada. Una correspondencia secreta entre los presos y los espectadores fuera de la prisión. Un intercambio epistolar.
En conjunto el laboratorio buscó durante los tres meses ( septiembre, octubre y noviembre ) profundizar a lo largo de los bloques temáticos que lo componen campos tales como: la escritura, la poesía, el relato corto o a la tradición oral, la música; el dibujo en gran formato y la utilización del
cuerpo para escribir en el espacio, y la utilización de la cámara fotográfica como un vehículo de creación plástica, y de comunicación no verbal alrededor del SECRETO.

Anuncios